domingo, 3 de febrero de 2013

EL VAMPIRO...


    Doce y media de la madrugada, se ve una sombra, ligera, liviana, se aproxima lentamente hacia la ventana de mi cuarto. Se me acerca, me mira fijamente a los ojos y se abalanza sobre mi. Su mirada me traspasa el alma. Muerde mi boca, mis labios húmedos y ardientes se dejan llevar. Mi cuerpo un poco tembloroso se queda inmóvil por algunos minutos.


   Su piel árida y fría.....

  
Próximamente...

Espero que te guste.

No hay comentarios: